Carta abierta para Luis Enrique Santander

Calidad la tienes y de sobra, pero no está por demás recordarte Luis Enrique Santander, que estarás en uno de los encuentros más vistos en la historia de los Clásicos nacionales entre el América y Guadalajara.

Sé que es tu primer encuentro que diriges entre estos dos conjuntos, es normal que la adrenalina corra a toda velocidad, pero esa energía que estás despidiendo, ojalá puedas transformarla en positiva y evita que te gane el protagonismo, porque eso es energía negativa, la cual te puede traer un sinfín de problemas posteriores.

Esta es una prueba para que marques un antes y un después en tu carrera. Este encuentro, si lo llevas como debe ser, sin tendencia para ningún equipo, te abrirá muchas puertas y recuerda, que entre menos se mencione tu nombre, es señal de que hiciste un estupendo trabajo.

Como te habrás dado cuenta, el mundo cambia en todos los aspectos, tanto que ahora lo que antes era difícil por no decir imposible sucederá, habrá varias transmisiones del encuentro para que el aficionado pueda observarlo donde más le agrade.

Eres dueño de tu imagen, recuerda esto siempre, porque mientras tu haces tu trabajo, en cualquier plataforma que te imagines se estará hablando de tu excelente labor o de lo negativo, que toco madera para que lo último no suceda.

Lo única marca que tiene un árbitro hoy, mañana y siempre, es su nombre, entonces dignifica tu profesión, juéguele de manera correcta todo el tiempo, con profesionalismo, sin tendencia, sobrio, marcando lo que es y jamás busques compensar un error, porque como humano puedes tenerlo.

Deseo de todo corazón, que tu marca, tu nombre, Luis Enrique Santander, se mantenga desde hoy, para el mañana y futuro, limpio, en lo más alto con un trabajo extraordinario. Que al final salgas con la cara en alto, viendo a la tribuna sin ningún problema, porque por la calidad de ambos conjuntos, te aseguro, ninguno requiere algún tipo de ayuda.

Santander, te deseo todo el éxito para esta difícil prueba, da el “Do” de pecho por el arbitraje, reafirma que nuestro balompié tiene a los mejores nazarenos del mundo y que los románticos del futbol, sigamos creyendo que la honestidad en la gente de negro jamás se ha perdido.

Juéguele Santander, pero juéguele siempre bien, con el corazón en la mano y espero verte al final salir como los toreros, en hombros y con el respeto de los que amamos el futbol, en tu bolsa. Que no te imponga ninguna camisa, ningún color y no salgas predispuesto, simplemente diviértete en la grama del Estadio Azteca, que este encuentro será recordado por décadas y tus nietos, que me imagino llegarás a tener, podrán sentirse orgullosos de tu labor.

Espero no incomodar, recuerda Santander, pies calientes, para que estés siempre cerca de la jugada, mente fría para que silbes lo que debe ser y mucho aire, para que cada señalamiento salga con autoridad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s