Error sería que Chivas abortara la misión

A toda acción, hay una reacción. Esto lo sabían Jorge Vergara y José Luis Higuera cuando determinaron irse de Televisa, cuando rechazaron otras propuestas de televisoras para transmitir los encuentros de Chivas en la Liga MX. Hay quienes todavía no lo superan.

El nacimiento de Chivas TV debe aplaudirse. En México siempre cuando un proyecto nace de manera independiente, sin depender de lo que digan o pidan los grandes monopolios, habrá a las primeras de cambio ataques orquestados con tal de golpear al recién nacido.

Buscar triunfar en México es un pecado capital, más cuando hay muchos intereses económicos de por medio. Desgraciadamente, es normal en un país tercermundista que se vengan ataques con toda la maquinaria. Quien ataca está sacando su frustración, ya que está perdiendo millones de dólares por no tener ese producto.

Se fue la Chiva de oro, aquella a la cual ninguneaban cambiando partidos a placer, tratándolo como un equipo más de la Liga y su teoría de “no se van, es estrategia para que paguemos más” se les cayó con la realidad aplicada, con muchos problemas si quieren, con muchas cosas por mejorar, pero díganme ustedes ¿quién es perfecto?. Es ahí entonces cuando se vienen editoriales, reportajes de hechos desde el nacimiento de la plataforma ponderando las carencias que tiene la misma. Yo tengo SKY y no he visto nada parecido cuando la señal apenas se nubla, se va. La doble moral.

Aplico la frase de Hugo Sánchez, futbolista triunfador que siempre se refiere a muchos mexicanos como “cangrejos”. Tiene toda la razón, porque cuando un mexicano, se llame como se llame, al intentar algo fuera de lo normal, no falta el mexicano negativo que ni siquiera se lo dice al emprendedor, sino que lo susurra con sus colegas de corazón dañado y argumentan que no podrá ser eso, porque va contra las reglas. Empiezan a tirar mala vibra y esperan sentados, observando el desarrollo de manera detallada, que les lleguen los golpes negativos al proyecto para “alardeaer”: “te lo dije, mira ahí está, pensaron que era fácil. Eso estaba cantado, era claro que fracasarían”.

El máximo enemigo de un mexicano, es un mexicano. Somos raros, porque si algún extranjero quisiera hacer lo mismo, entonces sobra quien, empresas o personas, se pongan como tapete para ayudar a que el proyecto prospere y hasta se presume.

Lo importante en un proyecto, lo digo con conocimiento de causa porque el emprender “Los Líderes del Rebaño” nos ha traído como consecuencia malas caras,comentarios, porque todavía no salía el producto al AIRE en nuestras plataformas de YouTube y Facebook y ya nos estaban pegando los “amigos” de profesión.

Se llegó a decir, a las espaldas de las cabezas de los Líderes claro está, que el proyecto había sido diseñado para atacar al equipo por sistema. Nada más falso que eso, porque somos un proyecto que habla bien cuando debe hacerlo y critica con argumentos, en el momento que debe ser.

A “Los Líderes del Rebaño” no nos importa lo que se diga de nosotros, siempre habrá cangrejos que en su vida jamás han emprendido algo y en vez de aportar, desean el fracaso del proyecto, el cual deberán esperar sentados porque vamos a dar la batalla. Nuestra única misión es que el aficionado esté contento con el contenido, lo demás y los demás, para nosotros es lo de menos.

Lo importante es no rendirse jamás, ir contra corriente teniendo claro el objetivo, porque los problemas, susurros de los llamados “amigos” de profesión y empresas, críticas por la espalda siempre habrá, por muchas cosas, entre ellas: la envidia, coraje personal, porque se está haciendo algo que a ellos les hubiera gustado hacer o simplemente, porque la cultura del mexicano no permite ver que alguien esté buscando trascender con un proyecto independiente.

Chivas TV ha disminuido sus problemas en las transmisiones. A muchos no les gusta esto porque Chivas está viendo al futuro inmediato, el mundo está cambiando y lo que hace la directiva es lo del mañana en transmisiones, son pioneros en México y el miedo más grande de los monopolios, es que más equipos sigan sus pasos. Ahí se acaba el negocio.

Vergara e Higuera están siendo innovadores, deben corregir mucho, sí; están por el camino correcto, sí; triunfará el proyecto, sí a pesar de los golpes y lo que está pasando ahora, no les sorprende, lo tenían medido y tarde se les hacia que no haya pasado antes.

Error sería que declinaran en su proyecto, que abortaran la misión y error garrafal sería que regresaran a andar por el camino anteriormente transitado. Hay instancias que se encargarán de castigar a Chivas TV cada que falle.

Estoy listo para leer, tras lo escrito, comentarios negativos, que acrecentarán mi teoría del mexicano frustrado, con poca visión. Es una forma de pensar, sin el afán de que alguien se sienta ofendido y si es así, una disculpa a la poca apertura a leer verdades.

Anuncios