CHIVAS VA POR SAMBUEZA

Si se quiere comenzar a cambiar la mentalidad de los jugadores golpeadores, esos de indisciplina marcada en el campo de juego provocado por la frustración de verse abajo en el marcador, superados ampliamente por el rival o hasta por un simple túnel que les hayan hecho, es obligado que los clubes comiencen a inconformarse ante la Comisión Disciplinaria pidiendo inhabilitación por los daños que hayan resultado tras el enfrentamiento reciente.

Aplausos para Chivas, equipo que hará lo propio tras la artera entrada de Rubens Sambueza sobre Isaac Brizuela, quien estará 12 semanas fuera luego de que el toluqueño le fracturó el peroné izquierdo. Es momento de decir ¡Ya basta! que se quiera detener a los habilidosos con golpes, que se les castigue conforme a la ley que dice el reglamento de sanciones.

Hay tres casos de consecuencias graves en la jornada nueve, el de Irving Lozano, Renato Ibarra y el de Brizuela. Los tres estarán fuera de la actividad un buen tiempo, viéndose perjudicados los equipos para los que actúan, Pachuca, América y el “Rebaño”, el más afectado porque serán 12 semanas. Se acabó el torneo Clausura para él.

La directiva hace bien en solicitar, exigir a la Comisión Disciplinaria inhabilitar a  Sambueza, quien cuenta con un amplio historial negativo y debe ser suspendido hasta que “Conejito” Brizuela regrese a las canchas. Este miércoles lo operan.

Su entrada fue desleal, en una zona del campo en la que no había necesidad de ir con fuerza desmedida, lo cual confirma lo “mala leche” de éste jugador, quien al salir del Estadio Chivas se escudo en que hay persecución de los árbitros sobre su persona. Si así fuera ¿qué culpa tiene Brizuela? Argumento tonto, infantil o ¿acaso ya se le olvidó la forma en la cual actuó en contra de un árbitro el 28 de diciembre del 2010?.

Se los recuerdo. Cuando se celebraron los 50 años del Jalisco, se efectuó un cuadrangular y en el encuentro entre Atlas y Estudiantes, el jugador reaccionó de manera agresiva contra el central Román Rafael Medina, a quien le alcanzó a dar un pechazo, que mandó al nazareno al césped.

En aquél episodio se esperaba que la Federación Mexicana de Futbol lo sancionara un año, pero no sucedió tal cosa, lo dejaron pasar y sus actitudes a lo largo de su carrera siguen siendo agresivas, contra sus compañeros de profesión o en su defecto, contra los árbitros, a quienes no les tiene respeto en ningún sentido.

Chivas actúa apegado a reglamento, pedir la inhabilitación del jugador para que modifique su conducta, que no se le sigan solapando este tipo de actos brutales. La fractura está hecha, ahora que el agresor reciba el castigo que diga el librito.

A su vez, los técnicos, en este caso Hernán Cristante, debe dejar de lado el discurso de que hay persecución contra su jugador, necesita ayuda mental Sambueza, porque ir contra un compañero de profesión en busca de golpearlo habla de un desequilibrio mental.

Ahora, la Comisión Disciplinaria debe seguir este tipo de entradas por oficio, castigar aunque no se dé una protesta del club, aunque lo más indicado es que la institución tenga la iniciativa para que se proceda, tal cual lo hizo Chivas.

El castigo debe ser ejemplares para que sentar un precedente, que los jugadores se la piensen dos veces antes de hacer una entrada con fuerza desmedida, desleal; en casos buscan descargar su frustración por ser superados.

Cuando se dan este tipo de acciones por parte de los agresores, en este caso Sambueza, no cabe el ser políticamente correctos, decir que no pedirán se sancione al jugador para no provocar una relación difícil con el club para el cual juega. Que se ejecute lo que apegado a reglamento esté y se sancione a quien se deba castigar, así que Chivas muy bien en este caso.

Sambueza debería estar fuera el tiempo que le lleve a “Conejito” recuperarse, para seguir creyendo que se está trabajando en una Liga modelo, de lo contrario se seguirá con lo mismo, donde pesa más una llamada entre altas esferas para evitar castigos. Si sucede esto último, la Liga de los amigos seguirá su buen curso, sin ley en la cancha, donde los más afectados serán los jugadores habilidosos.

Anuncios

ALMEYDA ACLARA PARADAS A SU EQUIPO

 

Lo sucedido el pasado fin de semana en Chiapas, donde el Guadalajara se desdibujó en el complemento, provocó una reacción inmediata del técnico Matías Almeyda, quien no titubeó en el vestidor en cuanto finalizó el partido.

El pastor regañó al equipo, de lo general a lo particular y hubo jugadores que recibieron más porcentaje de responsabilidad en la llamada de atención, ya que las conclusiones que obtuvo el técnico rojiblanco, lo llevaron a poner un hasta aquí a ese tipo de actuaciones.

Habló fuerte el “Pelado”, no se anduvo con medias tintas. Más vale un regaño a tiempo, antes que en una instancia determinante les ocurra lo mismo y el trabajo de toda una temporada, se eche a la basura por descuidos personales, baja actitud, entre otras cosas que les dejó claras a la plantilla.

La encerrona en el Zoque el pasado domingo estuvo larga. Los jugadores conocieron una faceta del técnico que no había aparecido, no estaba enojado, lo que le sigue y la llamada de atención, el jalón de orejas, la regañada o como quieran llamarle, fue con argumentos sólidos y muy puntuales.

Detectaron actitudes que no van de acuerdo a lo que se busca en el equipo, un relajamiento que puede costarles a esos elementos detectados, si no se aplican, ir de inmediato a la banca y para su regreso les costaría mucho, porque están dejando ir la oportunidad de mantenerse en el equipo titular por una mala actitud.

Almeyda no perdona que no se deje todo en el campo, podrán salir o no las cosas, pero la entrega jamás se negocia y esa siempre, ante cualquier circunstancia debe aparecer siempre. La llamada de atención está hecha, les quedó claro a los jugadores y ahora viene la oportunidad para quienes están esperando una oportunidad de apoderarse de la titularidad, de entrada Carlos Salcido se perfila para sustituir al suspendido Pereira, quien dicho  sea de paso, para recuperar su puesto le costará mucho, si es que su relevo lo hace muy bien.

Oswaldo Alanís también está en la cuerda floja de la titularidad, Hedgardo Marín debe apretar en los entrenamientos para confirmarle al técnico que está listo para ocupar el puesto, que durante muchas jornadas el torneo pasado defendió a carta cabal.

Carlos Fierro es otro de los que podría aparecer como estelar ante el Toluca, de adelante sería un sacrificado y en los próximos días el técnico lo estará confirmando.

Dicen que más vale un regaño a tiempo aunque se den caras largas. El niño todavía no se ahoga y todo se puede evitar si se tapa a tiempo el pozo, lo cual busca Almeyda suceda y ante el Toluca la concentración sea de 90 minutos.

Al equipo le quedó claro que con lo mostrado ante Jaguares, están lejos de aspirar al título, lo cual recalcó el cuerpo técnico en tono duro, fuerte.

DOBLE SANCIÓN

Respecto a la sanción de Pereira por parte de la Comisión Disciplinaria, dos encuentros en la congeladora debido a la fractura que sufrió Jonathan Fabbro, éste no sería la única que recibiría el jugador, Chivas también aplicaría una interna por el comportamiento inadecuado que tuvo y que está en el reglamento, el cual le reparten a todos los jugadores.

El central rojiblanco desde el domingo estuvo muy al pendiente de los estudios que le realizaron a Fabbro, incluso entabló comunicación con el elemento del Jaguar y se disculpó, lo que no me dijeron es cómo recibió esto el elemento de Chiapas.

Fabbro está triste, este martes el jugador estaba con sentimientos encontrados y se soltó en llanto, de impotencia por la situación, ya que dejara a su equipo mínimo un mes, justo ahora que están peleando con todo la permanencia de la categoría. ¡Que venga una pronta recuperación para Fabbro!.